Calumani
Calumani Calumani Calumani Calumani Calumani Calumani Calumani Calumani Calumani Calumani Calumani

jueves, 7 de octubre de 2010

INTI ÑAN - EL CAMINO DEL SOL - TROFEO.


El Premio:  “Inti Ñan – El Camino del Sol”. Escultura forjada en metales nobles por el Maestro Santiago Espinoza, joven y talentoso heredero de una de las más antiguas tradiciones de la joyería y orfebrería en América: La Escuela Quiteña. Con la asistencia de Esteban Espinoza y en base a concepto de Jorge I. Cevallos.
 
 
"Jorge Espinoza Almeida adquirió pronto fama de estupendo joyero. Sus creaciones novedosas e impregnadas de tradición precolombina tienen siempre gran acogida….
Ello le permitió ampliar su taller y buscar su perfeccionamiento técnico y artístico, asó como de decenas de operarios que encontraron en él un inmejorable guía y maestro. Muchos de ellos tienen hoy sus propios talleres dentro y fuera del país.
También el Maestro Espinoza dedicó parte de su tiempo  a la lucha clasista.  Como su Colega, el Maestro Neptalí Martínez, encontró indispensable dedicar un poco de su tiempo y de su esfuerzo a unir y tratar de mejorar las condiciones de vida y trabajo de los artesanos ecuatorianos, en quienes está convencido sigue subsistiendo el genio creador y poco común de los eternos Caspicaras".
El Genio de Dios puso su mano en él, que lo hizo un ser muy práctico y a la vez tremendamente soñador.
Mucho de su obra perdura en colecciones privadas alrededor del mundo (incluidos varios Papas en el Vaticano y decenas  de Embajadores). Pero su sueño más bello, forjado en aquella Bendita fragua junto a sus colegas,  aún no se cumple.
La indolencia del Estado y la tremenda corrupción histórica de la gran mayoría de los  gobernantes de nuestro pequeño país, 30 años después no logra comprender la urgente necesidad de una escuela de formación de nuevos talentos en esta rama del Arte, lo que prácticamente está en manos en la voluntad Divina, expresada silenciosamente en la persistencia de talleres como el de la Familia Espinoza.
Como Corolario a un artículo de prensa dedicado a este Maestro, transcribimos: “Después de admirar a este genio de de la artesanía nacional, coincidimos plenamente con su idea, en el sentido de que se debería pensar en la fundación de una Escuela Superior de Artesanía Artística, tal vez con aporte mixto de esfuerzos de los propios artesanos y del Estado. Allí, podrían formarse y pulirse centenares de jóvenes que tienen en sus manos y en sus cabezas esa sabia inagotable de arte nacional. Según la brillante idea, en este instituto se formarían además maestros especializados en trabajos de madera, metales, cuero, cristal….. Se estima que esta Escuela ofrecería también insospechadas posibilidades de mercado interno y externo, puesto que la artesanía manual sigue siendo de insuperable calidad……”
 
 
“No todo lo que brilla es oro…… sin embargo hace casi 100 años la familia Espinoza convierte los metales en verdaderos tesoros.

No necesita moldes ni grandes inventos para dar forma a este metal, solo le bastan un cincel, un martillo, un yunque y una gran imaginación para delinear sus figuras…. Su pequeño Taller es una verdadera vitrina de reliquias…… El mismo se encarga de fundir el metal dentro de crisoles y con la ayuda de sopletes a gas o a gasolina. Luego se ponen en planchas y se dejan secar los lingotes de un centímetro de espesor. Sobre un yunque se toman con pinzas los pedazos de metal y se golpean con martillo hasta conseguir finas láminas…. Las piedras preciosas también están entre los materiales que utiliza. A Don Jorge le gusta trabajar el Diamante, Esmeralda, Amatista, Rubí, Zafiro y Topacio…..”

EL TROFEO - LA OBRA DE ARTE
 
 
72 AÑOS DE OFICIO

A Jorge Espinoza la Orfebrería le gustó desde que era niño, aunque el Arte lo aprendió a los 14 años con Rafael Proaño… Había acabado la primaria y era hora de escoger una profesión, esa era la Ley de los jóvenes de su época.
Los años no han pasado en vano, ahora a los 85 años es un experto en joyas y adornos. La técnica poco a poco la perfeccionó durante 7 años y gracias a su dedicación fue Maestro del Taller de Legarda (Escuela Quiteña de las Artes) desde 1982 a 1991. Espinoza trabajó con Neptalí Martínez, Salomón Enriquez  y Luis Yepez… Su trabajo le ha dado más de una satisfacción: tres de sus seis hijos, sus tres nietos y un bisnieto han heredado si oficio.
Sus trabajos han sobrepasado las fronteras…. Como en el País existen 40 Embajadas, Don Jorge ha elaborado al menos un adorno para cada una de ellas. Nació en el barrio más popular de Quito, La Tola. Su Abuela fue una de las fundadoras, alló nacieron su madre y sus hijos. Se caso con Laura Chamorro hace 54 años…”
Diario el Comercio – Quito
 
 
“…… El Maestro Jorge Espinoza acostumbraba a bromear todo el tiempo mientras forjaba, encendía la fragua y también cuando enseña cosas de la vida mediante anécdotas quiteñas, que forman parte de uno como repertorio infinito de sabiduría. Siempre ríe, pero quién duda de la profunda seriedad de Don Jorge?. Con él los alumnos han aprendido la alegría de trabajar y a trabajar “a conciencia”
Lcdo. Nicolás Jiménez Mendoza. En un artículo sobre la Escuela Taller Bernardo de Legard
 
Joyería Espinoza: Mariano Aguilera 484 y Pradera
Telf: (593+2) 2549-962
Quito - Ecuador

CECILIA VARELA SUAREZ., PINTORA DE ESENCIA PRÍSTINA

           NANASQA, hoy NASQA es tierra sagrada de paisaje broncíneo a la luz del Inti Sol,. donde se encuentran las cenizas de nuestros abuelos, quienes nos enseñaron a vivir en armonía con ella, y ha respetarla, por eso todo lo que ocurre en su cosmovisión de esta Pacha Mama –Madre Tierra– nos ocurrirá a nosotros como hijos de ella, dirijamos siempre nuestras miradas al APU PINCHANGO donde descansan las almas de nuestros abuelos que nos protegen; escuchar y aprender de sus venas con aguas en los acueductos, que son transparentes, no esconden nada y su corazón es limpio; el viento que nos purifica; nuestros abuelos desarrollaron un talento artístico muy superior a la supuesta falta de destreza manual, plasmando tan bellas obras que son tesoros artísticos en sus libros redondos –la cerámica– y a falta de papel utilizaron como soporte infinito el suelo y las piedras para representar las hoy muy conocidas líneas, huellas, dibujos que son patrimonio cultural de la humanidad reconocido por la UNESCO. No en vano son considerados los mejores dibujantes del Tawantinsuyo.
Estos artistas cuyos trazos precisos, finos y delicados con una plasticidad y síntesis en las formas, representando la esencia de la belleza misma, que podría ser la envidia de muchos artistas modernos.
Por eso, esbozar la esencia espiritual en la personalidad artística de quien entrega su corazón y su vida, abarcando la eternidad de los milenios, forjada en las profundidades de su YO, de su Alma, logrando ensanchar la nave de sus sueños, ideales y las emociones de su espíritu; sencilla e inquieta no menos proactiva destinada a fortalecerse en los avatares de su peregrinaje, en la práctica de ese lenguaje universal que es el arte, como en este caso la pintura artística, alimento para el deleite y goce estético en nuestra gran cultura milenaria Nanasqa –Nasqa– .
Así es CECILIA VARELA SUAREZ, que presenta la serie “Arte y Misterios 2010” inspirados en la iconografía andina. Al observar sus Obras de Arte, es como leer el libro ilustrado de nuestra historia milenaria cuya simbología sagrada está tratada con un dominio de texturas y cromatismo sin perder la libertad del proceso de creación y re-creación de una obra, respetando la simbiosis de la relación hombre-naturaleza que nuestros abuelos nos enseñaron de los elementos más importantes, que junto a su creencia religiosa dieron paso a su formación intelectual, material y espiritual, los que lentamente van llenando de vida a las formas, dotándoles de un aliento artístico capaces de aprisionar los aconteceres de nuestra Nanasqa ancestral.
Por esta razón CECILA VARELA representa de algún modo la función “Historiadora” plástica de la cultura de nuestro pueblo. Su espíritu la conduce a buscar los medios y la profundidad de investigación cualitativa y expresión que su intención nos muestra; con un dibujo filosófico de rasgos amorosos porque ama y cree en lo que hace, dignificando las concepciones de su mundo, las actitudes humanas, la belleza de la naturaleza, de los animales, aves y peces; todo ello nos demuestra con generosidad su capacidad, su sinceridad y deseo de ofrecernos su talento, proyectado con afán de supervivencia en el tiempo.
Toda creación artística en la plástica busca representar con los medios a su alcance, el mundo que lo rodea. CECILIA VARELA así como los artistas Nasqas, vivencializa una espiritualización en el trato de la materia cromática a través del misterio de la forma, parece que sus manos poseen mágicos ensueños de auténtica concepción; su capacidad cognitiva demuestra por el contrario su tránsito de los simple a lo complejo y haciendo de lo complejo una ecuación simple, definiendo lo que ella misma denomina “ESTILO MINIMALISTA”. Este sentimiento de belleza que CECILIA tiene, domina y arrastra hacia la unidad posible y anhelada de toda nuestra acción humana, que ella en sus cuadros sabe representar.
Su pensamiento y su sensibilidad de artista, tiene pues una concepción del universo, de la naturaleza y del hombre como parte integrante de ella, la forma de espiritualidad de su mundo, abarcando expresiones mágicas de su contenido, llena también de religiosidad y culto al Dios Kon hacedor del Universo de la cosmovisión Andina, y que con mucho respeto nuestra comunidad acepta. Permítanme referirme a un solo ejemplo al representar simbólicamente la hoja, que semióticamente se refiere a la coca y que por sincretismo como consecuencia de la fusión con la cultura occidental viene a ser la biblia verde hecha de miles de hojas, y que en cada una de ellas hay un salmo de paz, siendo una virtud mas no un vicio, porque es un remedio para todos los males y se consagra en todos los ritos sagrados del culto. Así de profunda es su Pintura.
CECILIA VARELA, artista nasqueña, sabe de su misión y trabaja con sapiencia, la revaloración de nuestra identidad cultural milenaria, con su lenguaje plástico de líneas, formas, colores, texturas, dentro de una organización espacial planteada con originalidad, causándonos una huella espiritual que perdurará estoy seguro en el alma de nuestro pueblo Nanasqa-Nasqa.
CALUMANI
Herbert Dante Calumani Blanco
Bi-Premio Mundial Inti Ñan –El Camino del Sol
Curador Artístico del Ilustre Colegio de Abogados de Ica.
Jurado de la III Bienal Intercontinental de Arte Indígena, Inti Ñan -El Camino del Sol- Quito
Director del Taller de Arte, Museo SANTUARIO del PUMA.
Profesor Principal de la Escuela de Bellas Artes “Sérvulo Gutiérrez” de Ica.
Nanasqa Perú, 27 Setiembre 2010.